Saltar al contenido
Portada » ¿Es la alimentación vegetariana saludable?

¿Es la alimentación vegetariana saludable?

¿Es la alimentación vegetariana saludable?

La dieta vegana es una de las dietas más famosas en este siglo, según la academia de nutrición si está bien planificada es ideal y óptima para cualquier tipo de persona y edad.

Se realizó una búsqueda sistematizada de literatura científica en Pubmed de ensayos clínicos controlados, observaciones, de cohorte y prospectivos además de revisiones sistemáticas y metaanálisis. Quedándose con un total de 10 artículos científicos.

El presente estudio quiso investigar la relación que hay entre la dieta vegana y la prevención de ciertas enfermedades, en especial, las enfermedades transmisibles.

Los resultados fueron que llevar una dieta basada en plantas previene de ciertas enfermedades y mejora el estado de salud. Aún así se necesita más investigaciones para averiguar la relación entre dieta, salud y enfermedad. 

Os traigo un trabajo de investigación que hice para clase, espero que les guste.

Introducción

La dieta vegana es una de las dietas más famosas en este siglo. Cada vez son más las personas que se suman a esta forma de comer ya sea por salud, por ética o por el medio ambiente. Muchos son defensores de que además de ayudar a los animales y al planeta tierra también es una de las mejores opciones para prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad, cáncer entre otras. 

La dieta vegana consiste en una dieta compuesta por alimentos de origen vegetal con o sin lácteos, huevos y miel, según dice La International Vegetarian Union.1

Según la Academia de Nutrición humana y dietética “las dietas vegetarianas y veganas, bien planificadas de manera adecuada, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades”.2

Así que está claro que, si se planifica bien, como cualquier otro tipo de dieta, las personas que siguen una alimentación basada en plantas tienen salud y no les va a faltar ningún nutriente. 

Hay varios tipos de dietas vegetarianas, se explican en la siguiente tabla que ha sido cogida del libro de “Vegetarianos con Ciencia” de L. Martínez Arguelles.3

 

Lácteos

Huevos

Miel

Carne

Pescado y marisco

Lana, cuero…

Ovolactovegetarianos

si

¿?

no

no

¿?

Lactovegetarianos

si

no

¿?

no

no

¿?

Ovovegetarianos

no

si

¿?

no

no

¿?

Vegeterianos estrictos

no

no

no

no

no

¿?

Veganos

no

no

no

no

no

no

Los motivos para seguir una dieta vegana son numerosos, desde la propia salud, la ética hacia los animales y el medio ambiente. 

Hace unos años la FAO (organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y la ONU dijo que las emisiones de co2 emitidas a la atmosfera provienen en gran medida de la industria cárnica, general más del 65% del óxido nitroso de origen humano y que tiene 300 veces más potencial de calentamiento global del co2 4

A parte de todo esto, se suma la gran evidencia que hay apoyando a la alimentación vegetariana como ideal para mejorar la salud de las personas, que esto no quiere decir que otro tipo de dietas no los sean.3

Planteamiento del problema

¿Es la dieta vegana una buena herramienta para prevenir de ciertas enfermedades en especial las enfermedades del siglo XXI? O ¿Simplemente los representantes de este estilo de vida quieren justificarse diciendo que es una dieta saludable?

Objetivos

Objetivo general:

  • Valorar si la dieta vegana previene de las enfermedades transmisibles 

Objetivos específicos:

  • Analizar los diferentes estudios realizados hasta la fecha sobre los efectos que tiene llevar una dieta basada en plantas sobre la salud
  • Realizar una búsqueda científica para averiguar cuáles son los beneficios de llevar una dieta vegana
  • Buscar si hay efectos secundarios y perjudiciales en una dieta basada en plantas

Metodolgía

Estrategia de búsqueda y selección de estudios: 

Se ha realizado una búsqueda sistematizada de la literatura científica en Pubmed de metaanálisis y revisiones sistemáticas sobre ensayos clínicos controlados, observacionales, de cohortes y prospectivos. La fecha de inclusión fue desde inicios de marzo de 2021 hasta finales de abril del mismo año. 

Los términos de búsqueda fueron usando el operador boleando AND a través del Medical Subject Heading. 

  • “vegan diet”
  • “vegan”
  • “vegan and health”

Además, se revisaron otros términos como “veganism”, “diet”, “health”, “cancer” y environment veganism”.

La búsqueda inicial identificó 16 artículos que relacionaban los beneficios de una dieta basada en plantas o una dieta vegetariana sobre la salud. Se excluyeron 6 artículos porque no entraban dentro de los criterios de inclusión. 

Criterios de inclusión:

  • Estudios a partir de 1999 hasta la fecha
  • Diseño del estudio: ensayos clínicos controlados, de cohortes, observacionales y prospectivos
  • Población: tanto adulta como jóvenes y personas sanas y enfermas

Criterios de exclusión: 

  • Estudios escritos en idiomas distintos al inglés o español
  • Participantes: que no sean vegetarianos
  • Estudios: que sean aleatorios

En total el presente estudio se quedó con un total de 10 artículos científicos.

Resultados

Son numerosos los estudios que se han realizado para demostrar que una dieta basada en plantas es beneficiosa para el sistema cardiovascular, diabetes, cáncer y demás patologías. 

Después de una búsqueda exhaustiva este estudio se queda con los siguientes resultados:   

En 1999 se realizó un metaanálisis comparando la mortalidad de personas que siguen una dieta basada en plantas y personas con una dieta omnívora según los estudios disponibles en Estados Unidos y Europa. Los resultados fueron que las personas que siguen una dieta ovolactovegetariana tienen un 34% menos de probabilidades de sufrir un derrame cerebral y cáncer. 5

En 2014 un estudio sobre diferentes patrones de alimentación en Estados unidos observó que las dietas veganas tienen menor porcentaje de mortalidad y menor emisión de c02 a la atmosfera.6 

En 2017 una revisión sistemática con metaanálisis de estudios observacionales, de más de 86 estudios prospectivos transversales y 10 de cohortes sobre “dietas vegetarianas, veganas y múltiples resultados de salud” determinó que hay un efecto protector de una dieta vegetariana frente a la incidencia y/o mortalidad por cardiopatía isquémica 25% menos, cáncer total con menos de un 8% y la dieta vegana tiene una reducción del 15% del riesgo de cáncer total.7 

En 2017 un metaanálisis de más de 30 estudios observacionales y 19 ensayos clínicos sobre la “Asociación entre dietas a base de plantas y lípidos plasmáticos” llegó a la conclusión de que las dietas veganas se asocian con una disminución del colesterol total, colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad y alta densidad, pero no encontró diferencias significativas en la disminución de triglicéridos.8

En 2009 se realizó otro estudio sobre la incidencia de patología cardiaca en vegetarianos ingleses por la European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition en la universidad de Oxford y vieron que las personas que seguían una dieta vegetariana tenían un 30% menos de probabilidades de tener algún problema de corazón, niveles más bajos de colesterol en sangre y una presión sanguínea más baja. Cabe recalcar que este estudio se hizo teniendo en cuenta otros factores diferentes a la dieta como el consumo de píldoras anticonceptivas, el sexo, consumo de alcohol, actividad física entre otras.9

En un ensayo de efectos de una dieta basada en plantas frente a la dieta recomendada por la American Heart Associaton en la enfermedad de arterias coronarias, de estilo ciego y etiqueta abierta, asignó al azar a un total de 100 participantes con enfermedades coronarias durante 8 semanas una dieta vegana o la recomendada, los resultados fueron que la dieta vegana reduce la proteína C reactiva de alta sensibilidad como un marcador de riesgo de resultados adversos.10

En un ensayo clínico aleatorio de 16 semanas entre enero de 2017 y febrero de 2019 en Washington, DC se estudiaron a 3115 personas que tenían problemas médicos, fueron asignados al azar y un grupo siguió una dieta vegana baja en grasa y el grupo de control no hizo cambios en su dieta, los resultados fueron que los del grupo de intervención redujeron su peso corporal al reducir la ingesta energética y aumentar el metabolismo posprandial.11

En otro metaanálisis de 2014 donde estudiaron la presión arterial sistólica y diastólica en relación al consumo de dietas veganas llegaron a “la conclusión de que llevar una dieta vegetariana e asoció con una reducción de la PA sistólica media (-4,8 mm Hg; IC del 95%, -6,6 a -3,1; P < 0,001; I2 = 0; p = 0,45 para heterogeneidad) y PA diastólica (-2,2 mm Hg; IC del 95%, -3,5 a -1,0; P <0,001; I2 = 0; P = 0,43 para heterogeneidad) en comparación con el consumo de dietas omnívoras”  y además “ el consumo de dietas vegetarianas se asoció con una PA sistólica media más baja (-6,9 mm Hg; IC del 95%, -9,1 a -4,7; p <0,001 ; I2 = 91,4; P <0,001 para heterogeneidad) y PA diastólica (-4,7 mm Hg; IC del 95%, -6,3 a -3,1; P <0,001; I2 = 92,6; P <0,001 para heterogeneidad)” es decir, las dietas vegetarianas podrían  ser un medio no farmacológico útil para la hipertensión. 12

En un estudio sobre “Los efectos de las dietas a base de plantas en el cuerpo y el cerebro: una revisión sistemática” se dieron cuenta que hacían falta mas ensayos clínicos y estudios para relaciones la dieta vegana con una mejoría en las funciones cognitivas, la salud mental y neurológica por lo que deja un debate abierto para futuros ensayos clínicos.13

En un estudio cohorte de más de 69.000 mil personas sobre “dieta vegetariana y cáncer” vieron una relación ente patrones dietéticos vegetarianos y prevención de cáncer, especialmente la dieta vegetariana protegía de los cáncer del sistema gastrointestinal, siendo la dieta vegana la que más, comparando personas una dieta vegetariana de otras personas con dieta omnívora pero con riesgo bajo de cáncer por lo que sería ideal que hicieran otro estudio pero con personas de población general para ver realmente las diferencias estadísticas.14 

En un ensayo clínico aleatorizado sobre los “Efectos de una dieta vegana baja en grasas sobre la microbiota intestinal en personas con sobrepeso y relaciones con el peso corporal, la composición corporal y la sensibilidad a la insulina” llegaron a la conclusión de que una dieta vegana indujo cambios significativos en la microbiota intestinal, relacionándolo con cambios en el peso, composición corporal y sensibilidad a la insulina en personas con sobrepeso.15

Conclusiones

Este estudio concluye que la dieta vegana o vegetariana bien planificada es completamente adecuada para cualquier tipo de persona y de edad, además de existir un sólido apoyo general para los efectos beneficios de una dieta basada en plantas sobre la prevención y mejora de la salud. Se ha visto como es una buena opción para disminuir la prevención de cáncer, menor riesgo de sufrir derrames, enfermedades cardiovasculares, mejora en el estado lípido y microbiota intestinal. Sin embargo, hay poca evidencia sobre la relación de una dieta vegana y la mejora o prevención de la salud mental. Pero, en ciencia y en especial en el campo de la nutrición es difícil sacar conclusiones concisas ya que, resulta difícil relacionar sólo un hecho, en este caso la dieta, a una mejora. Pero, está claro que llevar una dieta vegana o vegetariana no acarrea efectos secundarios.

Este estudio cree en la necesidad de seguir investigando sobre los beneficios de la dieta vegana o vegetariana y la posible utilidad en ciertas patologías, aparte del apoyo hacia el medio ambiente y los animales. Con estudios clínicos de mayor cantidad de personas, durante más tiempo y de doble ciego.

Bibliografía

  1. IVU International Vegetarian Union [Internet]. Ivu.org. 2021 [cited 20 April 2021]. Available from: https://ivu.org/
  2. P. Dietas vegetarianas: Postura de la A.N.D. – Unión Vegetariana Española (UVE) [Internet]. Unión Vegetariana Española (UVE). 2021 [cited 20 April 2021]. Available from: https://unionvegetariana.org/
  3. Martínez Arguelles L. Vegetarianos con Ciencia. 4.ª ed. España: Isabel Blasco; 2016. 
  4. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura [Internet]. Food and Agriculture Organization of the United Nations. 2021 [cited 23 April 2021]. Available from: http://www.fao.org/home/es/
  5. Key TJ, Fraser GE, Thorogood M, Appleby PN, Beral V, Reeves G, et al. Mortalidad en vegetarianos y no vegetarianos: hallazgos detallados de un análisis colaborativo de 5 estudios prospectivos. The American Journal of Clinical Nutrition 1999; 70 (3): 516s – 24s.
  6. Soret S, Mejia A, Batech M, Jaceldo-Siegl K, Harwatt H, Sabaté J. Mitigación del cambio climático y efectos en la salud de los patrones dietéticos variados en entornos de la vida real en toda América del Norte. The American Journal of Clinical Nutrition [Internet] 2014; 100 (suppl_1): 490S – 5S. Disponible en: https://dx.doi.org/10.3945/ajcn.113.071589
  7.  Dinu M, Abbate R, Gensini GF, Casini A, Sofi F. Vegetariano, dietas veganas y múltiples resultados de salud: una revisión sistemática con metanálisis de estudios observacionales. Revisiones críticas en ciencia de los alimentos y nutrición [Internet]. Revisiones críticas en ciencia de los alimentos y nutrición; 2017; 57 (17): 3640–9. Disponible en: https://dx.doi.org/10.1080/10408398.2016.1138447
  8. Yokoyama Y, Levin SM, Barnard ND. Asociación entre dietas a base de plantas y lípidos plasmáticos: una revisión sistemática y metaanálisis. Reseñas de nutrición [Internet] 2017; 75 (9): 683–98. Disponible en: https://dx.doi.org/10.1093/nutrit/nux030
  9. Crowe FL, Appleby PN, Allen NE, Key TJ. Diet and risk of diverticular disease in Oxford cohort of European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): prospective study of British vegetarians and non-vegetarians. BMJ [Internet] 2011;343(jul19 4):d4131–. Available from: https://dx.doi.org/10.1136/bmj.d4131
  10.  Shah B, Newman JD, Woolf K, Ganguzza L, Guo Y, Allen N, et al. Efectos antiinflamatorios de una dieta vegana frente a la dieta recomendada por la American Heart Association en el ensayo de enfermedad arterial coronaria. Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón [Internet]. Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón; 2018; 7 (23). Disponible en: https://dx.doi.org/10.1161/jaha.118.011367
  11. Kahleova H, Petersen KF, Shulman GI, Alwarith J, Rembert E, Tura A, et al. Efecto de una dieta vegana baja en grasas sobre el peso corporal, la sensibilidad a la insulina, el metabolismo posprandial y los niveles de lípidos intramiocelulares y hepatocelulares en personas con sobrepeso Adultos. Red JAMA abierta. Red JAMA abierta; 2020; 3 (11): e2025454.
  12.  Yokoyama Y, Nishimura K, Barnard ND, Takegami M, Watanabe M, Sekikawa A, et al. Dietas vegetarianas y presión arterial. Medicina interna JAMA [Internet]. Medicina Interna JAMA; 2014; 174 (4): 577. Disponible en: https://dx.doi.org/10.1001/jamainternmed.2013.14547
  13. Medawar E, Huhn S, Villringer A, Veronica Witte A. Los efectos de las dietas a base de plantas en el cuerpo y el cerebro: una revisión sistemática. Psiquiatría traslacional [Internet]. Psiquiatría traslacional; 2019; 9 (1). Disponible en: https://dx.doi.org/10.1038/s41398-019-0552-0
  14. Tantamango-Bartley Y, Jaceldo-Siegl K, Fan J, Fraser G. Dietas vegetarianas y la incidencia del cáncer en una población de bajo riesgo. Biomarcadores y prevención de la epidemiología del cáncer. Biomarcadores y prevención de la epidemiología del cáncer; 2013; 22 (2): 286–94.
  15. Kahleova H, Rembert E, Alwarith J, Yonas WN, Tura A, Holubkov R, et al. Efectos de una dieta vegana baja en grasas sobre la microbiota intestinal en personas con sobrepeso y relaciones con el peso corporal, la composición corporal y la sensibilidad a la insulina. Un ensayo clínico aleatorizado. Nutrientes Nutrientes; 2020; 12 (10): 2917

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Te podemos ayudar en algo?
Hola ✨
¿En qué podemos ayudarte?